La finalidad de este libro es hacer reflexionar a los docentes sobre su nuevo rol en la sociedad digital y ofrecerles estrategias en todo el proceso de docencia en línea: en el diseño, en la implementación y en la evaluación.

El libro va dirigido a todos los profesionales de la educación y más concretamente a todos los docentes que quieran llevar a cabo una docencia en línea o que quieran profundizar en el uso de las tecnologías digitales. El planteamiento, desde la visión de la docencia íntegramente en línea, posibilita que aquellos docentes que quieran llevar a cabo una formación semipresencial o presencial con implementación intensiva de las TIC puedan cuestionarse y replantearse algunos aspectos de su docencia.

Este libro es fruto del contenido teórico de las asignaturas del itinerario de docencia en línea del máster de Educación y TIC de la UOC.

La sociedad ha evolucionado con la implantación masiva de las TIC y por tanto, también debe hacerlo la educación, como afirma Freire (2009:2): "la educación, como proceso basado en conocimiento, comunicación e interacciones sociales se ha visto afectada de forma radical por la emergencia de la cultura digital", la cual, a su vez, "ha transformado a sus actores, profesores y estudiantes, provocando la necesidad de cambios en las propias instituciones educativas".

En esta línea, "The future of learning Institutions in Digital Age" (2009) señala que hay diez pilares básicos para el futuro de las instituciones educativas en la era digital: 1) el autoaprendizaje; 2) las estructuras horizontales; 3) de la presunta autoridad a la credibilidad colectiva; 4) una pedagogía descentralizada; 5) el aprendizaje en red; 6) la educación de código abierto; 7) el aprendizaje conectivo e interactivo; 8) el aprendizaje permanente y 10) las instituciones que aprenden con la red. En este escenario, el docente en línea puede jugar un papel fundamental.

El informe "The Future of Learning: Preparing for Change” (2011) complementa, a partir del análisis de distintos expertos, que el aprendizaje del futuro se basa en la personalización, la colaboración y la informalización. Esto significa que el aprendizaje se podrá adaptar más a las motivaciones y necesidades de los estudiantes, que los procesos de aprendizaje serán cada vez más colorativos y que cada vez aprenderemos más en situaciones informales. Además añade que el paradigma central del aprendizaje se caracteriza por un aprendizaje permanente a lo largo y ancho de la vida, utilizando las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y potenciando las competencias genéricas y transversales para dar respuesta a la evolución constante de las TIC y a las necesidades del mercado.

En este escenario es importante replantear y modificar el papel del docente, y especialmente el del docente que desarrolla su actividad en línea, de acuerdo con las necesidades sociales y las posibilidades que ofrecen las tecnologías digitales, para que deje de ser un transmisor; porque la información no solo la tiene el docente sino que está en todas partes, y se convierte en diseñador, motivador, orientador, facilitador colaborador gestor y evaluador de procesos de aprendizaje. Así, será capaz de responder con más flexibilidad a las necesidades individuales de los alumnos para dar respuesta al trabajo cambiante y los requisitos del mercado, y a su vez conseguir que los estudiantes sean estudiantes toda la vida y respondan con flexibilidad a los cambios, desarrollen proactivamente sus competencias y prosperen en el aprendizaje colaborativo en el lugar de trabajo.

Es desde esta perspectiva según la cual el libro se ha organizado en cuatro capítulos. El primero, "Aprender y enseñar en línea”, sitúa a modo general el proceso de enseñanza y aprendizaje en línea en la sociedad actual, con el cambio de roles que supone y anticipa los siguientes tres capítulos, que se corresponden con los tres momentos del proceso de la actividad docente en línea.

El segundo, "Planificación en la docencia en línea”, focaliza la planificación como eje clave en una formación virtual, que garantiza una exitosa implementación docente.

El tercero, "Docencia en línea: de la teoría a la praxis”, ofrece una aproximación teórica de la docencia en línea, que facilita abordar de una manera práctica las estrategias docentes más efectivas en el desarrollo de la actividad docente tomando en consideración el proceso previo de diseño y planificación de la acción docente y el proceso ulterior de evaluación y cierre de la actividad docente.

Finalizamos el libro con el capítulo "E-evaluación en la docencia en línea”, otro elemento clave de los procesos de formación en línea, presentando una conceptualización previa a la evaluación y evolucionando al concepto de e-evaluación y de las herramientas que la facilitan.

A lo largo de los capítulos del libro podemos vislumbrar que la docencia en línea no es un proceso individual, sino que, gracias a las posibilidades que brindan las TIC y la necesidad de una actualización constante de y con los docentes, se convierte en un proceso colaborativo. La docencia en colaboración en contextos en línea, que abarca tanto el diseño y planificación como el desarrollo e implementación, así como el cierre y evaluación, posibilita una innovación de la docencia y a su vez una actualización y desarrollo profesional del docente (Romeu, 2011). Es esta concepción de la docencia en línea como proceso colorativo la que nos ha llevado a sugerir el título del libro, El docente en línea: aprender colaborando en la red.