También corresponde a esta etapa especificar qué resultados o
estadísticas se espera obtener del modelo de simulación para res-
ponder a las preguntas planteadas en los objetivos. A menudo, al
especificar los resultados, se detecta que hay partes del modelo que
pueden ser simplificadas, dado que son redundantes o no contri-
buyen a responder a las preguntas planteadas.
Recogida de datos
En general, se recomienda cuestionar siempre toda la informa-
ción y datos disponibles: ¿cuál es la fuente?, ¿cuándo se recogió?,
¿cómo fue recogida?, ¿tiene ésta sentido?, ¿tenemos insuficientes
datos o son excesivos? Para tener buenos resultados es condición
indispensable disponer de unos buenos datos. Desgraciadamente,
en muchos casos no se dispone de toda la información y datos
necesarios pero, aun así, se requiere que se dé respuesta a las pre-
guntas planteadas. En estos casos es necesario efectuar hipótesis
razonables en colaboración con el usuario final. Si los datos son
limitados o su calidad es dudosa es conveniente ser prudente a la
hora de extraer conclusiones en base a los resultados generados por
el simulador. No obstante, aun en los casos en los que hay proble-
mas con los datos, dichos resultados y el conocimiento adqui-
rido durante el estudio de simulación siempre podrán aportar
información valiosa para la toma de decisiones.
Construcción del modelo
En numerosos proyectos de simulación se dedica más esfuerzo a
la construcción del modelo que a la resolución del problema. A me-
nudo la obtención de un modelo ejecutable se convierte errónea-
mente en el objetivo prioritario. La estrategia dominante debería ser
la comprensión del problema, el análisis de los resultados y la ob-
tención de soluciones. Para avanzar más rápidamente en la consecu-
20 CÓMO MEJORAR LA LOGÍSTICA DE SU EMPRESA MEDIANTE LA SIMULACIÓN