Modelos analíticos estocásticos: se caracterizan porque al
menos uno de los parámetros es desconocido, pero se supone
que responde a una cierta función de distribución estadística.
Aunque estos modelos suelen representar con mayor grado
de detalle el comportamiento de los sistemas reales que pre-
sentan un cierto comportamiento estocástico, al no ser diná-
micos, no permiten una correcta actualización temporal del
estado de los objetos descritos.
Modelos económicos: se centran en la especificación de la
relación comprador-vendedor desde una perspectiva de cos-
tes.
Modelos de simulación: permiten alcanzar representaciones
con un elevado grado de detalle del sistema en estudio. Faci-
litan considerablemente la toma de decisiones mediante un
análisis del tipo «¿qué pasaría si ...?
En los últimos años han aparecido en el mercado una gran di-
versidad de paquetes informáticos de ayuda a la toma de decisiones
en la planificación y gestión de materiales, como son por ejemplo:
MRP, ERP, DRP, SCM. Todos estos paquetes intentan planificar la
demanda y procesamiento de materiales a lo largo del tiempo. De-
safortunadamente, los modelos con los que trabajan no contemplan
la importancia de los recursos, de modo que estos planificadores
presentan ciertas dificultades en capturar aquellos aspectos de la di-
námica de las unidades de producción y transporte, los cuales tie-
nen una incidencia importante en el rendimiento de los sistemas
con elevada diversidad de producción.
Por otro lado, dado que los recursos (unidades de producción y
de transporte) tampoco pueden ser considerados como objetos sen-
cillos de modelar: las relaciones entre recursos presentan caracte-
rísticas técnicas (i.e. orden de las operaciones), dependencia (i.e. un
operador puede supervisar varias unidades pero solo puede atender
a una), capacidad limitada (en función del tipo de operación), tam-
bién se han desarrollado metodologías y entornos informáticos de
6CÓMO MEJORAR LA LOGÍSTICA DE SU EMPRESA MEDIANTE LA SIMULACIÓN